Hoy he visto en webtaller vía business-opportunities un artículo muy interesante titulado Qué cobrar por una web.

En el artículo nos dan una fórmula para poder calcular lo que un autónomo puede cobrar por un desarrollo de una página web aunque también se puede aplicar a un programa o cualquier otra actividad relacionada con este mundo.

La fórmula es: precio del proyecto = (Costos de operación mensual + salario mensual)/160 x horas de trabajo + costos del proyecto

Parece una fórmula bastante buena pero si lo miras detenidamente hace falta ajustarla un poco.

Pongamos un ejemplo de un proyecto sencillo:

  • Costos de operación mensual: 784 euros (Autónomos: 235 euros; Alquiler oficina: 300 euros; Teléfono: 40 euros; Internet: 45 euros; Electricidad: 14 euros; Otros: 150 euros)
  • Salario mensual: 1.000 euros
  • Horas de trabajo: 8 horas (esto tiene que incluir todo, desde el estudio hasta las pruebas)
  • Costos del proyecto: 0 euros (es muy sencillo y no tenemos gastos adicionales)

Con estos datos nos sale que deberíamos cobrar 89,2 euros por este proyecto, es decir, a 11.15 euros/hora. ¿No os parece barato? Si un profesional tipo fontanero, carpintero o similar nos cobra un mínimo de 30 euros la hora ¿No nos estaremos equivocando en algo?

Fijaros que esta fórmula lo que nos da es el coste por proyecto para cubrir los gastos y el sueldo del programador teniendo en cuenta que se trabaja 8 horas al día, 5 días a la semana y 4 semanas al mes. Si hay que ser realistas se deberían incluir algunos datos más en la ecuación:

  • No siempre hay trabajo.
  • Hay que perder tiempo buscando clientes.
  • Hay que formarse.
  • Tiempo perdido en: bancos, hacienda, etc.
  • Actividades relacionadas con la empresa pero no repercutibles a un proyecto en concreto como: limpieza de la oficina, actividades administrativas (preparar impuestos, facturaciones, contabilidad, nóminas, etc.)
  • Días tontos en los que se pierde tiempo.
  • Factores externos que repercuten en el rendimiento: visitas inesperadas, enfados, etc.

Tampoco se tiene en cuenta que es bastante normal que queramos tener unos días de vacaciones al año o que podamos caer enfermos (los autónomos no cobran de la S.S. hasta 15 días después del parte de baja).

Al final resulta que nos queda un poco corta esa cifra si queremos vivir de hacer páginas web.

La fórmula no es mala pero para que la cifra que nos da sea un poco más real habría que añadir un multiplicador al total. Yo creo que una cifra bastante ajustada a la realidad podría ser multiplicar por 2.5 el total.
En el ejemplo anterior nos saldría un total de 223 euros en vez de los 89,2 originales, 27,87 euros la hora de trabajo, una cifra mas ajustada a la realidad.

¿Qué opináis vosotros?

P.D.: Creo que el artículo original es de disenorama. Al cesar lo que es del cesar.

Esta tarde mientras charlaba con mi amiga Sara a través del kopete me estaba acordando de sus emails en cadena, que me divierten mucho, pero que viene con cientos de direcciones de correo unas detrás de otras dentro del cuerpo del mensaje. De hecho una vez llegué a hacer un programín en python para contar las direcciones y que me diera un poco de información sobre las veces que una misma persona podía llegar a recibir un mismo mensaje. Si no recuerdo mal hubo veces que una misma persona llegó a recibir un mismo mensaje mas de 10 veces.

Por si alguien no las conocía, y para los que las conocen para que refresquen un poco la memoria aquí tenéis las 20 reglas de la netiqueta.

  1. No envíes mensajes en html o formatos distintos al básico. Pesan más sin aportar gran cosa. Puedes saber si estás escribiendo un mensaje en html porque tu programa de correo electrónico te ofrecerá opciones de edición extra como negrita, o color.
  2. Igualmente no envíes ficheros adjuntos que no te hayan sido solicitados previamente o que no estén en modo texto (*.txt)
  3. No pidas confirmación automática de los mensajes que envíes. Es de pésima educación pues supone colocar al receptor de tu mensaje en la disyuntiva de elegir entre que pienses que no lo recibió y enviarte información personal que no tiene porqué compartir contigo
  4. No envíes correos masivos y sobre todo no los reenvíes. Si envías por necesidad un correo a una lista de personas, coloca su dirección en el campo de Copia Oculta (CCO) y pon tu propia dirección en el Para. Muchas personas pueden querer que tú tengas su correo electrónico, pero no todos tus contactos.
  5. Nunca envíes mensajes en cadena. Las alarmas de virus y las cadenas de mensajes son por definición falsas, y su único objetivo es saturar los servidores y con ellos la red. En los viejos tiempos tus privilegios en la red hubieran sido cancelados.
  6. Saluda antes del mensaje y despídete con tu nombre, exactamente igual que harías con una carta física. Añade una línea o dos al final de tu mensaje con información de contacto.
  7. Ten cuidado cuando escribas la dirección de correo. Hay direcciones que llegan a un grupo pero la dirección parece que va sólo a una persona. Fíjate a quién lo estás mandando.
  8. Mira los cc’s cuando contestas. Si la primera persona que envió el mensaje spameo a su lista de correo… no hagas tú lo mismo.
  9. Recuerda que la gente con quienes te comunicas, incluidos los webmasters de las páginas que visitas, no cobran por responderte ni tienen obligación de hacerlo. Son personas que si te atienden te estarán haciendo un favor.
  10. Fíjate en con quién contactas para solicitar ayuda. Normalmente tendrás la respuesta a tu alcance sin necesidad de preguntar.
  11. Utiliza mayúsculas y minúsculas correctamente. LAS MAYÚSCULAS DAN LA IMPRESIÓN DE QUE ESTUVIERAS GRITANDO. Ni que decir tiene que escribir líneas y párrafos enteros en mayúscula es de pésima educación.
  12. Utiliza símbolos para dar énfasis. Esto *es* lo que quiero decir. Utiliza guiones bajos para subrayar._Guerra y Paz_ es mi libro favorito.
  13. No te pases utilizando smileys. No creas que un smiley hará feliz al destinatario por verlo o que hará pasar por alto un comentario impertinente.
  14. Se breve sin ser demasiado conciso. Cuando contestes un mensaje, incluye el suficiente material original como para ser entendido pero no más. Es una mala forma contestar un mensaje simplemente incluyendo todo el mensaje anterior: borra todo el material irrelevante.
  15. El mail debe tener un título (subject) que refleje el contenido del mensaje
  16. A no ser que uses un dispositivo de encriptación (hardware o software), debes asumir que el correo en Internet no es seguro. Nunca pongas nada en un correo electrónico que no pondrías en una postal. Por otro lado algunos mensajes pueden aparecer como provenientes de otra persona distinta del autor. Aplica tu sentido común antes de asumir que un mensaje es válido.
  17. Si piensas que la importancia de un mensaje lo justifica, contesta inmediatamente para que el remitente sepa que lo has recibido, aunque vayas a mandarle una respuesta más larga más tarde.
  18. Las expectitivas razonables sobre conducta en el e-mail dependen de tu relación con la persona y el contexto de la comunicación. Las normas aprendidas en un ambiente determinado puede que no sean aplicables para tu comunicación por e-mail con gente a través de Internet. Ten cuidado con el argot o siglas locales.
  19. La publicidad por correo electrónico no es bienvenida (y se prohíbe en muchos contextos). Abstente de hacer publicidad que no haya sido previamente aceptada (en listas de correo por ejemplo)
  20. Si alguien te pide un archivo, avísale antes de su tamaño en un mensaje aparte con petición de confirmación. Recuerda que no todo el mundo tiene banda ancha ni buzones de 50 Megas.

Extraido de netiqueta.org