Os paso estas definiciones publicadas en demene por Antonio Villamarín que me han parecido buenísimas.

Definición General: Un domainer es aquel que un buen día se entera de que business.com se ha vendido por un purrelon de dinero y de pronto se le enciende la bombilla – “Si esa mierda se ha vendido por eso, puedo vender……”. Después de ese proceso primordial se pasan horas buscando dominios que estén libres y siempre se prueban “juegos, viajes, pisos, etc”. Uno llega a la conclusión de que están todos ocupados, “Malditos especuladores” y empieza a comprar fantasticos dominios de dos, tres, cuatro y cinco palabras. El siguiente y último proceso es dejarlos caducar y empezar de nuevo.

El Puro: Tiene una cantidad considerable de dominios todos en el mismo registrador, con renovación automática. Sus dominios no resulven y es habitual de las plataformas de subastas, foros de ventas y muy probablemente tuvo anuncios en ebay. Cada vez que oye un dominio piensa si se podría hacer marca. Su sueño es que su mejor dominio se venda por 1MM.

El Parkero: Normalmente su personaje anterior fue el Puro. Tiene una cantidad de dominios muy muy alta y todos en parking en plataformas que les permitan venderlos. El parking va rotando de una empresa a otra en función de los centimos del click. Los dominios se buscan en general con tráfico. La calidad de un dominio la evalua su trafico typein y no la marca. Su sueño es que el parking pague las renovaciones.

El Trafiquero: Normalmente éste fue parkero previamente. Tiene una cantidad más moderada de dominios pero aun así tiene muchos. Se queda con los que pueda desarrollar y posicionar, pensando en que ese desarrollo le dará más que el parking y se hace idólatra de Adsense. Usa scripts prefabricados y gratuitos para hacer desarrollos grandes y de sus 500 dominios desarrolla uno o dos con WordPress y otros 20 como minisitios automatizados de entradas de otros sitios. Los demás siguen en parking. Su sueño y obsesión pasa a ser el tráfico, y poder vender uno de los desarrollos porque reciba 1MM de visitas diarias.

El Webminero: Reduce sustancialmente su cartera e intenta desarrollar todos los dominios que tiene como minisitios y que tengan el menor trabajo posible. Consigue desarrollar casi el 50% de su cartera, pero nunca llega porque según desarrolla vuelve a comprar como un adicto. Su sueño es conseguir un sueldo decente todos los meses con los ingresos publicitarios. También tiene webs desarrolladas en marca blanca de viajes, dominios, u hornos toledanos.

El Publicero: Habiendo sido webmainer y habiendo conseguido tráfico su obsesión es mejorar los ingresos de adsense y prueba con todas las empresas publicitarias habidas y por haber. Volviendo finalmente a adsense. Su sueño es ganar dinero, lo que sea.

El Proyectero: Aqui está la fase de hiperdesarrollo. Visto que como Publicero tampoco gana dinero pasa a crear sus propios desarrollos y proyectos fuertes, recuperando la visión de conseguir mucho tráfico. Aprende PHP y siempre usa MySQL. Estudia y estudia nuevas ideas para desarrollar. Al final hay muchos proyectos pero pocos salen adelante, porque no hay tienpo.

El CEO: Al final se queda con un sólo proyecto que desarrolla o contrata a alguien para desarrollar pensando en que puede ser la web de su vida y le puede dar unos buenos euros todos los meses. Hace tarjetas, sello, logo, etc. Se deshace de sus dominios porque ya no los necesitará. Después de un periodo prudencial pasa a procrastinar a la espera de recibir el tráfico esperado.

El parado: Después de pasar por varios estadíos decide abandonar los dominios y apuntarse al paro porque eso de los dominios es una mierda.

Hay otra ruta por el reverso tenebroso, pero eso es otra historia.